El trabajo da sus frutos

El reciente título de la U19 en la Liga Provincial reivindica el gran esfuerzo que se hace diariamente en las inferiores del club.

Una vez más, nuestra institución se queda con el puesto más alto del podio en un torneo de inferiores. Una caricia al alma para todos los que trabajan diariamente para brindarle lo mejor a nuestros pibes. La U19, no solo se quedó con el título, sino que sacó pasaje para el Argentino de clubes y tuvo a Ignacio Segura como mejor jugador del Liga Provincial.

Estos logros no se alcanzan de un día para otro, son fruto de un trabajo, de una planificación y del esfuerzo de cada una de las partes.

A este gran momento podemos sumarle otros datos importantes. Esta camada está compuesta por varios chicos que fueron reclutados en el último periodo y otros que ya vienen entrenando en el club hace un par de años. 

Gran parte de este plantel participa en distintas selecciones de la provincia dependiendo su lugar de procedencia. Ellos son el futuro más próximo para integrar el plantel de Liga Nacional. Son quienes siguen los pasos de Franco Baralle, Mateo Chiarini, Leo Lema, Joaquín Lallana y Juan Cruz Oberto que ya cuentan con un par de temporadas en la máxima categoría. 

También pueden llegar a fortalecer su desarrollo en otros clubes como están haciendo Tomás Gutiérrez en Tomás de Rocamora de Concepción del Uruguay, Ulises Sangoy y Jonathan Basualdo en Barrio Parque, quienes buscarán ganarse minutos valiosos que le permitan crecer y tomar mayor experiencia.

La última vez que Atenas salió campeón de la Liga Provincial U19 fue en 2016 y nueve de los doce jugadores de ese plantel siguen jugando profesionalmente.

Es para destacar el trabajo de los integrantes del cuerpo técnico, con profesionales que conocen las bases y exigencias a las que se enfrentan. Por caso, Cristian Colli, a la cabeza, ya viene trabajando hace años en la institución y esta temporada se suma al cuerpo técnico de Liga. Además seguirá a cargo de la Liga de Desarrollo.
 
Por su parte, Mauricio Ronzoni se reincorporó al staff para brindar entrenamientos de perfeccionamiento. Maximiliano Carrera se inició con el Minibásquet y ya tiene a cargo la U15 y U13. Damián Colovatti y Matías Agúndez brindan su apoyo desde las categorías promocionales. 

Como se ve, la promoción o desarrollo no es sólo en el caso de los jugadores, los entrenadores también crecen dentro y fuera de la institución. Otro ejemplo es Elián Villafañe, que dirigió inferiores y estuvo con el plantel de Liga, y éste año estará como asistente en la Liga Argentina con Barrio Parque.

A todo esto se le debe sumar el trabajo del profesor Pablo Guzmán en la preparación física, con programas individuales para un mejor desarrollo del cuerpo y sobre todo para evitar lesiones.

En definitiva, el trabajo realizado tarde o temprano da sus frutos y este es uno de esos casos. Situación que debe alentar a seguir trabajando, con aciertos y errores, con más o menos elementos, pero siempre apostando en el mejor tesoro que puede tener un club: sus inferiores.

';





';