El Griego apunta a la Liga de Desarrollo

Se avecina el comienzo de una nueva temporada de una categoría útil para formar nuevos talentos. Aquí la mirada del entrenador Cristian Colli sobre el equipo y la competición.


En conjunto con el inicio de la temporada de la máxima categoría, la Liga de Desarrollo también se encuentra en las "gateras" con el desafío de seguir desarrollando jóvenes talentos y futuros jugadores de Liga Nacional. Y en ese mismo contexto es que se encuentra Atenas, que presentará nuevos desafíos y objetivos de la mano del cuerpo técnico encabezado por el entrenador Cristian Colli.

"La Liga de Desarrollo ha mejorado mucho en cuanto al armado, la estructura y el lugar que tiene en cada uno de los equipos. Ya hay jugadores que dieron el salto a Liga Argentina o a Liga Nacional. Por esto es que cada año que pasa genera que se renueven esperanzas de ver nuevos talentos. En esta temporada encontraremos una extraña mezcla de jugadores extranjeros con nacionales. En principio asoma como  edición muy intensa físicamente", expresó Colli sobre la mirada general y particular de la LDD.

Sin dudas, el Griego es uno de los equipos que más aprovechó estos últimos años la posibilidad de formación de proyectos en esta categoría. Sobre eso también se refirió el DT, al decir: "Nosotros presentamos un caso muy particular: Atenas hasta ahora no ha sido campeón en ninguna edición de Liga de Desarrollo, pero es de los pocos equipos que puede decir que formó su plantel alrededor de tres jugadores formados en el club y fogueados en esa competencia (Franco Baralle, Leonardo Lema y Mateo Chiarini -también se encuentra Juan Cruz Oberto-)".

A la hora de poner sobre la mesa lo que se viene por delante para Atenas, no dudó en decir: "Nuestros desafíos u objetivos son los mismos que venimos planteando desde hace tiempo, que es seguir con nuestro plan de formación y tratar de colaborar en todo lo que se pueda con el equipo profesional. El año anterior fue una apuesta joven con el soporte de los juveniles de Liga que jugaron en momentos que necesitaban mejorar su nivel o volver al ruedo después de lesiones o ausencias. Esto tuvo sus pros y sus contras, pero nos benefició en vistas a este año ya que jugadores de categorías U17 o U19 ya cuentan con uno, dos y hasta tres años de experiencia en la competición".

A lo que agregó: "Tengo mucha esperanza en que pueden jugar muy buen básquet. Los chicos deberán ir tomando el lugar que van dejando los más grandes. Tienen la vara alta, pero condiciones no les faltan. Vamos a acompañarlos y fomentar todas las circunstancias posibles que faciliten su desarrollo".

';





';