La tercera no fue la vencida

Atenas volvió a mostrar falencias sobre el rectángulo de juego y Ferro lo aprovechó. Fue triunfo del de Caballito por 82-78. Al Griego se le viene la primera gira de tres fechas fuera de casa.


Tic tac, tic tac? Así, como un relojito fue el funcionamiento de Ferro, que supo como complicarle de principio a fin la noche a un Atenas que no logra dar en la tecla a pesar del esfuerzo y las buenas intenciones de siempre. Los de Caballito se llevaron el triunfo por 82-78, con el que saltar a récord positivo (2-1) y dejan al Verde cordobés con las ganas de salir de "pobre" (0-3).

La clave del juego fue Ferro. Sí Ferro como equipo. Colaborador en los dos costados y más que conocedor del librito que escribe Federico Fernández e incentiva a los suyos a aprender: defensa, velocidad en ofensiva e intensidad fulltime. Fue dueño del partido de principio a fin y nunca lo puso en riesgo por desatenciones, más allá de que en el final el Griego intentó la heroica, sin éxito.

Aprovechó todo lo que Atenas le permitió, y eso se refleja en los 24 puntos capitalizados por pérdidas (11) más segundas opciones (13) recogidas bien cerca del cesto. Además de un aporte clave de la banca, con 24 unidades. Theo Metzger (17), clave en la primera mitad con su fineza para el cesto desde larga distancia; Eduardo Vasirani (17 más 8 rebotes) cuando la pintura lo llamó a hacer la diferencia por la notoria falta de peso rival; y Valentin Bettiga (11) en los últimos diez minutos, fueron la clave de un Oé que se quedó con todo en Córdoba.

En Atenas el fusible del buen rendimiento fue apenas Latraius Mosley (25 y 12 recobres), que cuando no hizo buen contacto y cayó en cortocircuito, el equipo fue más que intermitente y terminó en "low battery". En ningún momento le encontró la punta al ovillo, llegó a tocar máxima en contra de 13 puntos (74-61) a 7m08s del cierre y, si bien volvió a tirar el resto al rectángulo en los minutos finales para acercar a 81-78, no le alcanzó.

Ferro lo ganó de punta a punta. Atenas no tuvo respuestas y el resultado es indiscutible. Borrón y cuenta nueva para el Griego que ahora deberá afrontar nada menos que su primera salida a la ruta, para medirse con Platense, nuevamente Ferro y Boca.


';





';