El Griego ganó y festeja

Atenas derrotó a Riachuelo por 97-87, se sacó la pesada mochila que significaba jugar por esquivar la permanencia y ahora, hasta tiene posibilidades de meterse en playoffs.


Cuando se lo propuso, dominó. Cuando cayó en errores comunes, lo pagó. Pero lo cierto es que en los momentos claves supo cómo llevar las riendas del partido hasta un final feliz. Atenas, con mucho esfuerzo, logró superar a Riachuelo de La Rioja por 97-87 y pudo soltar el grito de desahogo que significó confirmar su estadía en la máxima categoría del básquetbol argentino.

No sólo ese premio se llevó el elenco cordobés, sino que al término de la jornada se encontró ubicado en la 12ª posición y dentro de playoffs, algo impensado hasta días atrás. De todos modos, el Griego sabe que sus desafíos eran otros y que este sería el premio a no darse por vencido. 

Para lograr meterse en la carrera de playoffs deberá depender de otros tantos resultados, pero las matemáticas le hacen un guiño. Y esperanzado de eso, va para delante con la ilusión a cuestas.

';





';