Cierre de temporada para Atenas

El Griego hizo un sprint final de película y estuvo a las puertas de clasificar a playoffs tras salvarse de tener que pelear por mantener la categoría. Esta noche cayó ante Instituto por 95-84.


Con el bocinazo final de este lunes por la noche en el Polideportivo Cerutti, para Atenas terminó una Fase Regular que fue ni más ni menos que una montaña rusa de emociones. Con picos de depresión y también de felicidad. Se sacó la mochila de tener que pelear por mantenerse en la elite del básquetbol argentino, pero se quedó con sabor a poco (tras la derrota con Instituto por 95-84) después de lo realizado en las últimas semanas.

Se trabajó, a conciencia. Pero desde afuera costó notarlo. Los resultados mandan y el reflejo devolvía sólo mala imagen. Aunque tanto fue el cántaro a la fuente, que por testarudo y perseverante el Griego terminó teniendo de sus mejores performances de los últimos años con un sprint final de película. Llegó a cuatro triunfos consecutivos como no lo hacía desde la temporada 2017/18, cuando en aquella oportunidad la conducción de Nicolás Casalánguida llevó al Verde hasta semifinales.

De todos modos, para no recapitular en años, lo importante es lo que el elenco de barrio General Bustos concretó tras penar. Hizo y deshizo en la confección de su plantel buscando soluciones. Tuvo jugadores que por decisiones personales emigraron de la institución en busca de nuevos rumbos y oportunidades (Diego Gerbaudo, Daniel Hure, Georgie Pacheco y Jonatan Basualdo), otros por determinación del cuerpo técnico (José Familia, Eduardo Gamboa y James McPherson) y finalmente también los hubo por lesión (Larry McLeod y Gastón Córdoba).

Fue un rearmar constante del rompecabezas 2021/22 que puso a pruebas el ingenio de todos, incluido el corte de un entrenador: Sebastián Saborido con 10 fechas de iniciada la competencia. Luego, al comando de Claudio Arrigoni, con el fuerte apoyo y sapiencia del manager Bruno Lábaque y la asistencia de Nicolás Arduh, el equipo encontró su química. Las llegadas de Guillermo Díaz y Fabián Jaimes permitieron acomodar el tablero, designar funciones y encontrar por fin una solidez colectiva.

La "Pepita", en su primera experiencia como coach principal, cerró una conducción de playoffs: 14 triunfos y 14 derrotas (50.0%). Y si bien esto suena a dato personal para currículum, todo Atenas lo disfrutó.

El partido

Por la situación de Atenas y por lo que sucedió a lo largo de toda la noche, no reviste de análisis. Esta vez el Griego no compitió como venía acostumbrando y no terminó siendo rival para un Instituto que hizo su juego, rindió a la altura de sus posibilidades y además cumplió el objetivo de ganar (00-00) para acomodarse de la mejor manera de cara a los cuartos de final.

El primer cuarto fue el más parejo. Terminó con ventaja de La Gloria 26-19 y desde allí edificó la victoria. Un inicio de 12-2 en el segundo para ventaja de 38-21 e igual arranque en el tercero con un 7-2 (57-39) fueron momentos claves para los de Alta Córdoba que, con algunos sobresaltos por reacción del Verde, terminaron quedándose con el 95-84. 


';





';