"Es un orgullo pertenecer a este club"

Nicolás Arduh continúa en el Griego y se mostró gustoso por eso. "Los dirigentes me hicieron pasar de la mejor manera el año más duro y triste de mi vida", aseguró.


Desde el 2 de noviembre de 2020, el apellido Arduh pasó a estar grabado en la historia de Atenas y del básquetbol argentino. Pero particularmente en barrio General Bustos, donde más que un entrenador era un amigo. Y con su hijo dejó un legado que seguirá estrechamente ligado al Griego. Nicolás volverá a ser parte del cuerpo técnico de la Liga ocupando el rol de asistente de Sebastián Saborido, junto al cordobés Claudio Arrigoni.

Los dirigentes, en nombre del manager Bruno Lábaque, mostraron desde el comienzo la intención de que el entrenador continuara en la institución. Y como el deseo fue mutuo, las partes no tardaron en ponerse de acuerdo y renovar la confianza para la temporada 2021/22, aunque en esta ocasión, la función de Nicolás estará también repartida con aportes en las formativas del Verde.

"Es un club en el que me siento muy cómodo. Pertenecer al más ganador de la historia de la Liga Nacional genera orgullo. Además, le tengo muchísimo cariño y aprecio por ser la última institución en la que dirigió mi papá (Osvaldo 'Turco' Arduh)", dijo el DT una vez confirmada su continuidad.

Mientras que luego, agregó: "Desde lo sucedido con mi viejo, los dirigentes no han hecho más que tratarme muy bien y apoyarme. Me hicieron pasar de la mejor manera el año más duro y triste de mi vida, brindándome libertades con respecto a mi familia y la función dentro del equipo. Por eso, siempre que esté la posibilidad de dar una mano, estaré gustoso en hacerlo. Siento que le debo muchísimo al club".

- ¿Seguir en Atenas es continuar el legado del "Turco"?

- El simple hecho de ser entrenador de básquetbol es seguir su legado.  Él siempre apostó por mí, creyó en mí y es esto lo que quería para mí. Entonces todos los días intentaré hacer de la mejor manera posible el trabajo para que, donde esté, se sienta orgulloso de mí. 

- ¿Lo que viene puede tomarse como revancha?

- A lo de la temporada pasada no lo tomo así. Fue muy dura para todos los equipos de la Liga, pero particularmente para Atenas por todos los factores que conocemos. Sí lo tomo como a un nuevo desafío y una temporada nueva en la que se pueden hacer mucho mejor las cosas.

- ¿Cuál será tu función en este nuevo cuerpo técnico?

- Aún no he podido hablar en detalle con Sebastián (Saborido) sobre mi particular función en el cuerpo técnico, pero sí estoy muy contento con la calidad humana que hay. Me siento cómodo con ellos. Ya más adelante nos abocaremos a definir el rol que deba cumplir cada uno, pero desde mi lugar está toda la predisposición para aportar lo que sea necesario.


Con injerencia en las formativas

"Estuvimos en comunicación con Mauricio Ronzoni (coordinador general de las divisiones formativas) y analizamos algunas situaciones en las que pueda brindar una ayuda en las formativas del club, sobre todo generando estímulos por medio de entrenamientos con aquellos jugadores que muestre proyección y que más cerca estén de poder aprovechar en un futuro la posibilidad de pegar el salto al profesionalismo", explicó sobre la tarea diferente que tendrá en esta oportunidad con respecto a la que venía desempeñando en temporadas anteriores.


La amistad con Cristian Colli

"Con Cristian (Colli) se formó una gran amistad por todo lo que sucedió y el tiempo que estuvimos juntos. Fue algo muy duro lo que compartimos. Pero esto es profesionalismo y cada uno elige el camino a tomar pensando en su futuro. Le deseo lo mejor y ojalá en un futuro volvamos a cruzarnos y lleguemos a trabajar juntos", aseguró.

';





';