"Realmente estoy cumpliendo un sueño"

El Tucu Gamboa será uno de los referentes con experiencia en el Griego. Asegura haber esperado desde chico la oportunidad de jugar en el club. 


Por el efecto Pandemia, modalidad de competencia y restricciones impuestas particularmente por cada provincia argentina, la pasada temporada pegó duro en la mayoría de los actores principales del básquetbol argentino. Entre ellos estuvo el hoy escolta de Atenas, Eduardo Gamboa, quien por la imposibilidad de ingresar a Formosa al igual que todos los integrantes del plantel de La Unión, debió salir de casa antes de tiempo para marchar rumbo a Buenos Aires y permanecer por meses lejos de la familia. 

"En este momento estoy en Bragados, en casa. Con mi señora Estefanía y mis hijos Gael y Morena. Fue una temporada muy dura la que pasó porque no pudimos ingresar nunca a la Provincia (Formosa), así que temprano tuve que ir para Buenos Aires y pasamos mucho tiempo sin vernos. Ahora esperaremos hasta las vacaciones del colegio para luego tomar rumbo a Córdoba", comentó el Tucu con el mismo tono amigable de siempre.

Ya a la hora de hablar de lo laboral y la oportunidad de recalar en el Griego, dijo: "Cuando me salió la oportunidad, no lo dudé. Fue todo rápido". Y agregó: "Con mi representante no venía hablando porque a mi nena la tuvimos que operar de apendicitis y por unos días no quise saber nada con el básquet. Mi cabeza estaba puesta en ella y su recuperación. Cuando eso se dio, empezamos a querer analizar lo que teníamos y no lo dudé ni un segundo. Estoy muy agradecido a Seba Saborido, a Bruno y Felo Lábaque por confiar en mi laburo".

"Ponerme la camiseta de un club tan grande como Atenas genera algo especial. Es muy lindo y un desafío personal poder asumir este compromiso en un momento en el que ya estoy maduro, con experiencia. Era un sueño", afirmó.

- ¿Siempre te planteaste el desafío de jugar en Atenas?

- De chico estaba en Tucumán, en Bautista Alberdi. Una vez enfrentamos a los por aquel entonces cadetes de Atenas. Era increíble. Ahí empecé a pensar e imaginar con la posibilidad que se me da a esta altura de mi carrera. Realmente estoy cumpliendo un sueño.

- ¿Qué ves hoy de este equipo?

- Somos conscientes que se arma un plantel con jóvenes que muestran proyección, otro grupo de jugadores con experiencia que conocen mucho la categoría y con Seba (Saborido) que tiene un juego dinámico en el que busca que todos sean participativos a la hora de tocar el balón. Eso motiva mucho más a uno. 

- Si bien se está en el proceso de armado? ¿Se puede pensar en objetivo?

- El mío personal es trabajar como lo vengo haciendo para llegar físicamente de la mejor manera a la pretemporada. Después, cuando sea momento de ensamblar el equipo, deberemos ponernos espalda con espalda y darle para delante todos juntos".



';





';